Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

The Artist

Dirección y guión: Michel Hazanavicious (2011)

Casting: Berenice Bejo, Jean Dujardin

Premio mejor actor, Festival Internacional de Cannes 2011.

Una historia de amor, melodramática, como Dios manda, en un lenguaje puramente visual, como el cine debería ser, al menos asi lo creía su protagonista. Una creencia que le llevó al fracaso de su carrera como actor y a la peor crisis de su vida.

Un festival de gestos histriónicos y de miradas perdidas que expresan más y mejor que mil palabras y comunican más efectivamente, en su retórica muda, la gama y la modulación compleja de los sentimientos.

El cine en su origen fue mudo; la imagen en movimiento, su única pasión. Esta obra maestra en la que sobran las palabras, es un logrado homenaje al cine, a su esencia. El protagonista encarna asimismo el espíritu de una época en transición, su rechazo a adaptarse a los requisitos sonoros de los nuevos tiempos le arrastran a la crisis existencial y al descubrimiento del amor, todo a la vez. Ella, la amada,  un personaje lleno de candor y rebosante de una fresca seducción, no se deja deslumbrar por el éxito ni se cohibe a la hora de luchar por su amado. El final feliz, a la mejor manera del Hollywood clásico, nos deja esta vez, un agradable sabor de boca, una vaga nostalgia de una época, ¿pasada?, ¿soñada?, en donde aún era posible la inocencia y la entrega sin reservas. Una época en que la palabra muda y la imagen expresiva del nuevo lenguaje fílmico constituían los cimientos del imperio de la imagen que hoy, en nuestra sociedad mediática, a todos subyuga.

Deja una respuesta

Subscríbete al Blog

Últimos artículos

Categorías

Otros artículos

Terapia de pareja
Existencia

Un tú y un yo que se conocen

«El conocer no es como un puente que en algún momento y secundariamente une dos orillas de un río que subsisten por sí, sino que es él mismo un río que al fluir crea las orillas y las vuelve una hacia otra de un modo más originario que lo que pueda nunca hacerlo un puente.»

Leer Más >>
Psicología

Laberinto de espejos

Hablo de «el alma». Pero siempre he insistido en que el alma no existe. No es una entidad, no es «un sustrato», una estructura psíquica», por no hablar de una «ousia» detrás de la fenomenología psicológica.

Leer Más >>
Existencia

Dinero y apocalipsis

El individuo hipermoderno ya no confía en el futuro, confianza que ha sido hasta ahora uno de los pilares del iluminismo, la modernidad y la fe ciega en la ciencia y en la técnica.

Leer Más >>
Prosa/Poesía

No sé que pensar

No sé que pensar, no sé que decir, escribir una obligación autoimpuesta, un último resquicio a la esperanza. Todo esta inventado y todo está dicho

Leer Más >>
C. G. Jung

Síntomas

La mayoría de síntomas psicológicos tienen como base ideas, pensamientos, interpretaciones que se formaron en su día, usualmente en la infancia, cristalizaron y en su momento, ocasionaron la aparición de trastornos y crisis. Los tratornos perduran en la medida que la fijeza y la consistencia de dichas interpretaciones no es cuestionada.

Leer Más >>

La cuestión de la Verdad

Alma y verdad son correlativos. Para nosotros esto significa que ser en el alma o lograr percibir psicológicamente equivale a caminar sobre la alfombra de la verdad (Hölderlin) o a “bañarse” en el elemento llamado Verdad como en el tan buscado elixir de la vida de los alquimistas, el aqua permanens”

Leer Más >>