Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Te trato y me maltrato

Como pesan en el alma los maltratos que infringimos y recibimos. Pero aún pesan más aquellos que son cometidos y disfrazados con otros nombres. Maltratamos a los otros porque somos incapaces de amarlos y a su vez esta incapacidad es un reflejo de la de amarnos a nosotros mismos.

En la raíz, solamente la proeza de aprender a amarte te libra del espanto del maltrato. No hay víctima que no clame de algún modo un encuentro con su victimario. Ambos se necesitan y ambos se encuentran en su idéntica incapacidad de amarse a si mismos-

El amor a si mismo no es egoísmo, más bien al contrario, la actitud egoísta es otra rama del mismo árbol, señala un desamor que acecha en el núcleo de la conducta egoísta. Se es egoísta porque se cree que atesorando cosas y personas uno es más y mejor, lo que implica una desvalorización de uno mismo respecto al estado previo al de la posesión. Somos egoístas porque secretamente dudamos de nuestro valor. A mayor reconocimiento del valor propio mayor reconocimiento de que éste no depende de objetos, sujetos y circunstancias ajenas al ser.

Atraemos a la vida el encuentro con aquellos y aquellas experiencias que tratan, sabiéndolo o sin saberlo, de hacer resaltar la propia incapacidad de amarnos, puesto que todo confabula a que en vida aprendamos a amarnos, que es el único camino de amar a los demás.

Una vida de lobo solitario, un camino de áspera soledad, el mundo convertido en un espantapájaros, feo, roto y sin vida, los demás siempre obstáculos frente a los que siempre queda el recursos de alzar una cortina de estudiada indiferencia, un estar que esconde un estar por encima, o por debajo, y un mirar avergonzado que se amaga detrás de las lentes de la auto-importancia.

Deja una respuesta

Subscríbete al Blog

Últimos artículos

Categorías

Otros artículos

Reflexión externa

El siguiente texto es una traducción libre que he hecho de un fragmento del libro de Wolfgang Giegerich “The Soul’s Logical Life” (La vida lógica del alma):

Leer Más >>
Crítica de cine

Un dios salvaje (Carnage)

Los dos padres de la psicología contemporánea, Freud y Jung, nos alertaron, detrás de una delgada capa de civilización yace la bestia.

Leer Más >>
Simbolismo de las casas
Prosa/Poesía

Simbolismo de las casas

Este es un libro de Astrología que escribí en mi juventud. Andaba yo entonces en plena crisis vocacional porque el entrar en contacto con lo

Leer Más >>
Prosa/Poesía

Corazones secos

Todos andamos apurados hoy en día, los cuerpos sudorosos, las mentes inquietas, el cansacio y el sopor acechando constantemente nuestros quehaceres cotidianos y un cuasi

Leer Más >>
Existencia

Seguridad nacional

La seguridad es obsesión de los ricos y de los que quieren serlo algún día. Invención del primer mundo, el asunto se ha convertido en

Leer Más >>