Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Galimatías

¿Qué es la vida?

Un galimatías incomprensible, un mar de dudas ante el que zozobran todas las certezas, una composición inacabada, un estremecimiento incesante, un ansia que palpita en el pecho, un castillo de ilusiones que se desmorona, un montón de sueños que nos visitan fugazmente y se alejan sin remedio tragados por el olvido. También un aliento que a pesar de todo te impele a seguir buscando, un palimpsesto de capas superpuestas sin orden ni concierto, un río subterráneo de memorias distorsionadas por el deseo.  Con todo y a pesar de todo, la vida es para mí un cuento sin escribir que desgrana sus letras poco a poco a pesar de que el ritmo vertiginoso con el que transcurren los días, meses y años actúa como un ladrón que ansía convertirse en el amo de tu desesperanza. 

Un nuevo comienzo incesante lleno del poder mágico, de la seducción permanente del desvarío, una llamada a zambullirse en el ritmo eterno del océano en el que bullen todas las posibilidades del ser. Apaga el ruido que un silencio anónimo vendrá en tu busca, aquieta tu ansia para que la distancia entre lo posible y lo real aminore. ¿Qué es la vida? No hay definición que pueda satisfacer a un intelecto demasiado abrumado por lo que le rodea, mejor abrazar la ignorancia socrática, este saber del no saber que por lo menos te inmuniza de los fuegos fatuos, del orgullo cruel, de la vanidad enfermiza. ¿La tarea? aprender a desaprender, una labor de zapa que disuelve rigideces y prepara el terreno para acoger lo impensable, un desbrozar el camino para que los demás puedan disfrutar del viaje, o al menos eliminar trompicones innecesarios. Tan solo esto! Nada más ni nada menos!

Gracias

En cada aliento aspiro un trozo de infinito, cada destello de luz que inunda mis ojos son heraldo de  la fuente de calor que alimenta la vida, cada paso expresa el fluir del destino, cada gesto más allá de su significado, encierra la promesa de una apertura hacia lo otro, en cada frase en cada silencio amo su mera presencia pues es señal de que aún estoy aquí.

Deja una respuesta

Subscríbete al Blog

Últimos artículos

Categorías

Otros artículos

Crítica de cine

Tokyo blues (Norwegian Wood)

Si eres compatible con la estética oriental, su ritmo narrativo pausado, su predilección por un estilo comunicativo en el que los silencios son casi más importantes que lo dicho, disfrutarás mucho de este drama amoroso

Leer Más >>
Crítica de cine

También la lluvia

Este drama histórico y social, rodado en Bolivia, en la selva del Chapare, nos enseña muchas cosas. Por un lado, el paso de la Historia, que si en determinados aspectos, deja una marca indeleble

Leer Más >>
Existencia

Lo espiritual y lo sectario

Aspectos sociológicos Max Weber distingue a las sectas de las iglesias sobre la base de sus mecanismos de crecimiento: sectas son comunidades dinámicas, en las

Leer Más >>
Existencia

Seguridad nacional

La seguridad es obsesión de los ricos y de los que quieren serlo algún día. Invención del primer mundo, el asunto se ha convertido en

Leer Más >>
Prosa/Poesía

Gritos de la Tierra

¿no escuchas los gritos de la Tierra? ¿no oyes el lamento de los árboles? ¿acaso no percibes el lloro de los ríos y mares? ¿no

Leer Más >>
Giegerichiana

La diferencia psicológica

John Hoedl ® Trad.: Josep M. Moreno La Diferencia Psicológica es una de las ideas más fundamentales de una psicología definida como disciplina de la

Leer Más >>