Ser superior a uno mismo

extraído de Giegerich W. (2013). Neurosis. The Logic of a Metaphysical Illness. New Orleans: Spring Journal Inc.

Los pacientes con bastante frecuencia menosprecian su propia fantasías y sentimientos de deseo «como basura» (infantiles, ingenuas, irracionales, poco realistas) . Este es el punto de vista racionalista en contraste con el valor que el corazón (corazón de los pacientes) les atribuye. Sin embargo, con este menosprecio de las fantasías no desaparecen . Son meramente empujadas hacia debajo, separadas de la vida consciente, y las personas se engañan sí mismas sobre el valor que tienen para ellos y su propio entusiasmo, porque esas mismas fantasías, a pesar del posible hecho de ser infantiles, son, sin embargo lo que de hecho, aunque en secreto, hace que su corazón salte de alegría. Son lo que el alma piensa en ellas que en verdad la vida es digna de ser vivida.

Como he indicado, esas fantasías pueden de hecho ser inmaduras e irracionales. Pero lo paradójico es que mediante su denuncia, y por tanto, la negativa del paciente a asumirlas con todo su corazón, es el método para proteger (y por lo tanto estimar a) el infantilismo que es supuestamente la razón de su rechazo, en lugar de ser el resultado de un deseo de mantener las exigencias de la racionalidad adulta. Lejos de dejar estas fantasías detrás, estos pacientes confraternizan con sus fantasías infantiles y las congelan en su ingenuidad original.

Al excluirlas de la participación en la vida consciente, se evita que se haga manifiesto en su infantilismo. Así, su carácter infantil está protegido de tener chocar con la conciencia más madura, el juicio racional. Y esto, a su vez, preserva con precisión a las fantasías de la necesidad y la posibilidad de «crecer», transformándose en versiones más maduras de las «mismas» fantasías. El menosprecio explícito resulta estar al servicio de rescate implícito de lo que llamamos en psicología «el niño».

Deja una respuesta

Subscríbete al Blog

Últimos artículos

Categorías

Otros artículos

Crítica de cine

Poesía

Un drama en el que varias tramas argumentales se conjugan eficazmente. Por un lado, el escandaloso suicidio de una jovencita adolescente que opta por el trágico acto debido al acoso sexual y la repetida violación a la que le someten unos compañeros de instituto.

Leer Más >>
Prosa/Poesía

No creas

Así como la Luna brilla impávida en la noche del desierto. Así como la brisa sopla acariciando la loma de la colina, indiferente a la

Leer Más >>
Psicología

Laberinto de espejos

Hablo de «el alma». Pero siempre he insistido en que el alma no existe. No es una entidad, no es «un sustrato», una estructura psíquica», por no hablar de una «ousia» detrás de la fenomenología psicológica.

Leer Más >>
Prosa/Poesía

Corazones secos

Todos andamos apurados hoy en día, los cuerpos sudorosos, las mentes inquietas, el cansacio y el sopor acechando constantemente nuestros quehaceres cotidianos y un cuasi

Leer Más >>